Autor: Celina Moraes
Págs: 230

Outras obras: Lugar cheio de rãs

Lugar Lleno de Ranas

R$31.50Preço
  • Compre o livro digital aqui. (Amazon) 
    Ou aqui. (Google)

  • Un sencillo mensajito despertó la escritora
    Cuando llegó a mi casa el original de un libro dirigido a mi marido periodista, con un mensajito delicado escrito a mano, pidiéndole que lo leyese y diese su opinión, él (el original cuidadosamente encuadernado) fue colocado encima de un mueble y se quedó a la espera de ser leído.
    Los días pasaban y nada de llegar el tal momento, debido al poco tiempo que mi marido tenías para dedicarse a su lectura.
    Y yo leía el mensajito, que estaba a la vista, cada vez que pasaba por aquel volumen. Sin saber porqué, al final yo no era la destinataria del mensaje, aquello empezó a angustiarme. Entonces tomé para mí la tarea de leerlo, incluso no siendo una habitual lectora de libros. Pero pensaba: "Dios mío, es necesario mandar rápido una respuesta a esa muchacha, ella debe estar esperando con ansiedad..." Y mi corazón se apretaba.
    Viendo la agenda de mi marido cada vez más llena y previendo que la lectura no se realizaría ya, decidí entonces yo misma abrir y leer el volumen, para darle mi opinión a él y ver si lograba incentivarlo a leerlo también, y así –me imaginaba– finalmente él podría darle su feedback a la autora.
    Fue así que se realizó la magia. Luego en el primer capítulo, ¡me volví fan! No lograba más parar de leer. Quería leer más y más y me enamoré de la historia. La manera sincera y verdadera con la que la autoradescribía los personajes, las situaciones que ellos vivían y cómo resolvían sus asuntos... en fin yo estaba impresionada. Luego me sentí como si ellos formaran parte de mi vida. Se volvieron mis amigos, gente por quien yo hinchaba y con quien yo me emocionaba.
    En un determinado momento, pensé: "pero espera ahí... ¿cómo me involucré tanto con esta historia?" Y con qué satisfacción fui a decirle a mi marido: "Tú tienes que leerla... ¡estoy encantada con esa autora!"
    Sí, Celina... fue así como entraste a mi corazón.
    Esto ocurrió hace 11 años. Lo que sucedi...